defiende el enfoque de género

¡¡PERO ¿PORQUE NO TE CALLAS?!!

Cuando el inconsciente te traiciona…en el peor momento.

Publicado: 2016-04-29


Hace unos días publicaba en un artículo (“Roller Boogie”) que en el actual escenario electoral, el triunfo final estará de lado, no del candidato que muestre más virtudes o mejor programa, sino del que cometa menos errores o explote mejor los del rival.

Parece claro que las anticampañas giraran, por el lado de Peruanos por el Kambio, en señalar que Keiko Fujimori representa la continuidad del gobierno del padre, que son una opción autoritaria y que por ello, si ya ganaron la mayoría en el Congreso, no deben tener el Ejecutivo. Por el otro lado, en el equipo de Fuerza Popular, señalaran que PPK es un “extranjero”, “lobbista”, candidato de los empresarios y del gobierno.

Hasta ahora, más allá del desliz de Keiko Fujimori respecto a la restauración del 24 x 24 en el servicio policial (propuesta populista y demagógica que le está generando críticas de los sectores “técnicos”, pero que no necesariamente le restará votos, sobretodo, en los sectores populares), la candidata no ha cometido mayores errores y, por el contrario, ha “silenciado” a toda voz disonante al interior del partido que pueda perjudicar el mensaje de cambio respecto del pasado que tanto se esfuerza en pregonar. Ahí están Cecilia Chacón y Héctor Becerril, en cura de silencio por sus desafortunadas declaraciones, y hasta el mismísimo y díscolo Kenji, hermano de la candidata, a quien esta ha aclarado públicamente que cualquier intención de sucederla como candidato del partido deberá pasar por un proceso democrático interno (por lo menos “formalmente”).

Pero no podemos decir lo mismo desde la otra orilla.

En Peruanos por el Kambio, sucede todo lo contrario y es el mismo candidato el que se empecina en seguir “patinando” con sus declaraciones y apariciones públicas.

Desde el fin de semana pasado PPK se encuentra en los Estados Unidos de Norteamérica en una gira para recibir las inquietudes de nuestros connacionales y no regresará sino hasta este fin de semana. Reconociendo que es importante reunirse con los peruanos en el extranjero, la pregunta que cabe hacerse es si faltando 6 semanas para las elecciones, debe llevarle casi 1 semana entera recoger inquietudes de los peruanos residentes en USA (ni siquiera de todo el exterior, pues hay colonias grandes de peruanos en Chile, Argentina, Venezuela, España, Italia entre otras).

Y la respuesta nos la da el mismo candidato.… ¡y que respuesta!

En entrevista en RPP, requerido por lo extensa de su gira el candidato respondió: “lo que pasa es que mi hija menor, que es obviamente la que uno quiere más, va a cumplir 18 años en un par de días, entonces me tengo que quedar”.

La respuesta le entrega 2 dardos a su rival:

Dardo 1.- PPK es tan frívolo que se va de viaje en plena campaña electoral para celebrar el cumpleaños de “su hijita” en lugar de estar visitando los diferentes pueblos del Perú, para escuchar sus necesidades y representarlos mejor.

Y si la respuesta a ello es un discurso sobre la “unidad familiar” y la importancia de estar presente en esos momentos importantes de nuestros hijos, le estarán poniendo el blanco para el segundo dardo

Dardo 2.- PPK es verdaderamente un candidato extranjero, pues si tiene una niña que está terminando su etapa escolar y la ha realizado íntegramente en el extranjero, ¿cómo se concibe esa unidad familiar si es que PPK no ha pasado la mayor parte del tiempo por allá?. Entonces, ¿es PPK un peruano básicamente residente en el extranjero al que se le ha metido en sus años finales el capricho de ser Presidente?.

Pero si ello no fuera poco, en la misma entrevista con RPP, el candidato al hablar de la implementación de la Ley 30001, Ley de Reinserción Económica y Social para el Migrante Retornado, poniendo un ejemplo de la necesidad de una adecuada implementación de la misma dijo lo siguiente: “Meche Aráoz vino de México, trajo su auto y hasta ahora el auto no sale de la Aduana en el Callao, (y eso que) ella es una persona imagino de cierta influencia…”.

PPK le regala a su rival un tercer dardo.

Dardo 3.- PPK es un candidato lobbista. Predica una sociedad con igualdad de derechos para todos, pero se aprecia en sus declaraciones que le parece normal que quien tenga “sus influencias” no siga como los demás los procesos reglamentarios, aunque fueren burocráticos.

Creo que sus asesores de campaña deben estar con unas ganas de repetir la escena del ex Rey de España Juan Carlos con el fallecido Hugo Chávez: “PPK ¿Por qué no te callas?”

Escrito por

Ricardo Lituma Muñoz

Abogado, idealista político, amante de los animales, el arte, los viajes e hincha del buen fútbol


Publicado en