analiza el primer año de PPK

Peggy y Buck , indios navajos , Peggy a la derecha con "dos espiritus" 1880-1890 - Fuente: www.taringa.net

LA DICOTOMÍA DEL GÉNERO Y LA NATURALEZA DE LO “ANTINATURAL”

Publicado: 2017-03-01


La sexualidad ha existido siempre pero su interpretación por parte de las diferentes civilizaciones ha ido cambiando a lo largo de la historia, encontrando diversas maneras de vivir el sexo y tratar la sexualidad.

Grecia por ejemplo, fue una sociedad permisiva; la homosexualidad era completamente normal. Personalidades importantes en su historia tuvieron dicha condición y no lo ocultaban. Los varones libres de las sociedades griegas y romanas, ejercían su masculinidad siendo sujetos activos. El objeto de deseo tenía que ser deseable y deseable es lo que es bello. De este modo, sus objetos de placer podían ser por igual mujeres o muchachos.

Griegos y Romanos serian bisexuales desde el punto de vista occidental de hoy, pero no desde el suyo. Ellos no etiquetaban su sexualidad, simplemente la vivían.

Por otro lado, en las sociedades nativas americanas anteriores a la conquista por los ingleses y españoles, los roles de género eran sumamente flexibles. No existía un set de reglas que los hombres y mujeres tenían que cumplir con el fin de ser considerados miembros "normales" de su tribu.

La experiencia de los indios norteamericanos va mucho más allá del estereotipo asumido hoy en día. Las personas podían mostrar un interés desde temprana edad por roles a la vez masculinos y femeninos. La naturaleza espiritual de estas culturas interpretó a estos individuos como ocupados por dos espíritus, implicando que un espíritu masculino y otro femenino conviven en el mismo cuerpo 

En las tribus indígenas del continente americano, la gente que tenía características tanto "masculinas" como "femeninas" era vista como dotada de dones por la naturaleza y, por lo tanto, capaz de entender los dos lados de todo. Fueron tomadas como normales -y hasta como "una bendición del Creador"- sin que ocurra una catástrofe por ello.

Sobre el particular, existen artículos que dan cuenta sobre como vivían las tribus americanas estas variables del género; sin embargo cabe mencionar como dato interesante que las personas heterosexuales o de un genero definido, podían emparejarse con los "dos-espíritus" de su mismo sexo sin que ello se considerase una conducta homosexual.

https://opinionbreve.wordpress.com/2016/07/30/dos-espiritus-un-corazon-cinco-generos-por-duane-brayboy/

Es con el triunfo del cristianismo y su hegemonía en la cultura occidental que las cosas cambiaron, adoptándose la idea de los roles de género como una categoría rígida. 

Aunque en nuestra sociedad actual hay esfuerzos por una “apertura” los estereotipos sobre el particular son todavía muy fuertes. Por ello cabe preguntarse si la flexibilidad en los roles de género es realmente “antinatural”' como la moral occidental y cristiana durante muchos años nos ha enseñado. ¿No será que bajo el escudo de la “defensa de lo natural” se esconde la homofobia o transfobia alentada por los sectores más conservadores de la sociedad?.


Abramos las mentes. Sexo y género son cosas distintas. Reducirlas a lo mismo solo nos lleva a la confusión o, peor aún, a la intolerancia y el odio. 

Escrito por

Ricardo Lituma Muñoz

Abogado, idealista político, amante de los animales, el arte, los viajes e hincha del buen fútbol


Publicado en