defiende el enfoque de género

NO TE METAS CON MIS HIJOS… ….PORQUE CONTRA ELLOS ME METO YO!!!

Publicado: 2017-03-03



El 04 de marzo del presente año miles de personas convocadas y organizadas por el colectivo “Con mis hijos no te Metas” saldrán a marchar en señal de protesta contra una supuesta “Ideología de Género” que, según ellos, pretende imponer el Ministerio de Educación Peruano en el Currículo Educativo Nacional.

La “abominación” u objetivo malsano estaría en el cuarto de los enfoques transversales que tiene el mencionado currículo: el Enfoque de Igualdad de Género.

Que es lo que dice el Currículo Educativo sobre ello?, veamos:

“ENFOQUE IGUALDAD DE GÉNERO. Todas las personas, independientemente de su identidad de género, tienen el mismo potencial para aprender y desarrollarse plenamente. La Igualdad de Género se refiere a la igual valoración de los diferentes comportamientos, aspiraciones y necesidades de mujeres y varones. En una situación de igualdad real, los derechos, deberes y oportunidades de las personas no dependen de su identidad de género, y por lo tanto, todos tienen las mismas condiciones y posibilidades para ejercer sus derechos, así como para ampliar sus capacidades y oportunidades de desarrollo personal, contribuyendo al desarrollo social y beneficiándose de sus resultados.

Si bien aquello que consideramos “femenino” o “masculino” se basa en una diferencia biológica-sexual, estas son nociones que vamos construyendo día a día, en nuestras interacciones. Si bien las relaciones de género históricamente han perjudicado en mayor medida a las mujeres, también existen dimensiones donde perjudican a los varones. En general, como país, si tenemos desigualdades de género, no podemos hablar de un desarrollo sostenible y democrático pleno".

(Puede verificarse en la página 16 del Currículo http://www.minedu.gob.pe/curriculo/)

Sostienen los detractores del Currículo Escolar que en este texto se promueve la homosexualidad, que se les está diciendo que ellos pueden optar por ser hombres o mujeres con total independencia de su sexo biológico. Honestamente, no sé de qué parte del texto reseñado se puede extraer tan delirantes conclusiones.

Pero ¿qué es lo que el texto pretende realmente?
Simplemente que hay diferencia entre los conceptos de sexo y género.

Y es que poder comprender la diferencia entre los dos conceptos es fundamental para poder avanzar en la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Los hombres y mujeres somos distintos entre sí por cuestiones de sexo, pero no debiéramos serlo por cuestiones de género.

Me explico:

El sexo es inamovible. O eres hombre o eres mujer.

El término sexo se refiere a las diferencias biológicas entre el hombre y la mujer, o sea, la suma de todos los elementos sexuados del organismo – los cromosomas, glándulas, morfología, genitales y hormona sexuales.

Pero el género es otra cosa.

El género responde a las identidades, las funciones y los atributos constituidos socialmente de la mujer y del hombre y al significado social y cultural que se atribuye a las diferencias biológicas.

El género es una atribución de roles y tareas que les damos a hombres y mujeres. Así, el hombre debe ser “rudo” y la mujer “delicada”. Estas características las consideramos atributos de género y junto a ellas hemos establecido otros que de antemano los consideramos masculinos o femeninos.

Cuando el Currículo Educativo dice que lo masculino o lo femenino “son nociones que vamos construyendo día a día, en nuestras interacciones” no está hablando del sexo, pues este no cambia, es biológico. En realidad se está refiriendo a esos atributos preconcebidos y acordados socialmente y asignados al hombre y a la mujer.

Lo que el Currículo Educativo busca es explicar que estos “estereotipos” no son inamovibles, que no es cierto que determinados atributos sean exclusivos para uno u otro sexo. El ejemplo más claro: que puedes ser hombre y delicado y no por ello “maricón” o que puedes ser mujer y ruda y no por ello “marimacha”.

Lo que pretende el Currículo Educativo es romper esas barreras que por muchas generaciones han marcado y condicionado a nuestra sociedad y nos ha llevado a asumir que los hombres no pueden hacer ciertas cosas a riesgo que se dude de su masculinidad y las mujeres igual para no ser tildadas de “machonas”.

Estos conceptos son fácilmente comprobables si revisamos el mismo Currículo Educativo, el cual en el Tratamiento del Enfoque Igualdad de Género plantea actitudes que suponen “Transformar las diferentes situaciones de desigualdad de género, evitando el reforzamiento de estereotipos”, las mismas que se demuestran cuando “Estudiantes y docentes analizan los prejuicios entre géneros. Por ejemplo, que las mujeres limpian mejor, que los hombres no son sensibles, que las mujeres tienen menor capacidad que los varones para el aprendizaje de las matemáticas y ciencias, que los varones tienen menor capacidad que las mujeres para desarrollar aprendizajes en el área de Comunicación, que las mujeres son más débiles, que los varones son más irresponsables”.

(Puede verificarse en la página 17 del Currículo http://www.minedu.gob.pe/curriculo/)

Entonces, ¿el “Enfoque de Género” “fomenta” la homosexualidad?, ¿el “Enfoque de Género” nos dice que podemos cambiar de sexo como cambiar de ropa?. La respuesta es obvia: NO.

Por ello, a todos esos padres y madres de familia que están convencidos de salir a marchar en “defensa de sus hijos” les digo que están haciendo todo lo contrario. Marcharan en contra de la posibilidad que sus hijas puedan jugar fútbol o sus hijos vóley en el recreo y que no sean objeto de bullying por ello; marcharan en contra de la posibilidad que sus hijas quieran “romperla” con el Skate o ser campeonas en Muay Tai sin ser acusadas de “machonas” o sus hijos superar a Mijaíl Barýshnikov o Julio Bocca en ballet o ponerse un polo “rosado” y dedicarse al diseño de modas sin que los acusen de ser “mariconcitos”

Honestamente, creo que los padres que salgan a marchar este sábado en contra del Currículo Educativo por temor a que “vuelvan homosexuales” a sus hijos les faltan el respeto a ellos mismos y les demuestran poca fe, además de poner en tela de juicio sus propias capacidades como padres para orientarlos y formarlos en valores.

¡¡Luchen a favor de sus hijos, no en contra de ellos!!


Escrito por

Ricardo Lituma Muñoz

Abogado, idealista político, amante de los animales, el arte, los viajes e hincha del buen fútbol


Publicado en