#SinCienciaNoHayFuturo

RECONOCIENDO Y MOTIVANDO EL COMPROMISO DE SERVICIO

Por: RICARDO LITUMA MUÑOZ

Publicado: 2020-10-23


Leyendo el diario El Comercio de hoy 23 de octubre 2020 me enteré que el proyecto “San Isidro Contigo”, del cual fui el creador durante mi gestión como Gerente de Desarrollo Humano de la Municipalidad de San Isidro, ha sido reconocido para el “Premio a las Buenas Practicas en Gestión Pública 2020”.

El Premio a las Buenas Prácticas en Gestión Pública es una competencia anual que tiene por objetivo identificar, premiar y da a conocer buenas prácticas en el Sector Público: actividades o procesos que han obtenido destacados resultados en beneficio de la ciudadanía y que pueden ser replicados en otras organizaciones para mejorar la efectividad, eficiencia e innovación de las mismas.

San Isidro Contigo” surgió como consecuencia de la pandemia del covid-19, ante el cierre de los establecimientos de salud física y mental, el aislamiento y la necesidad de conseguir por otros medios dichas prestaciones.

Dicho proyecto nació como un servicio de consultas y atenciones telefónicas en medicina, psicología y nutrición enfocadas, en principio, para temas relacionados a la prevención, detección, y tratamiento del covid -19 y los problemas psicológicos generados por efectos del estado de aislamiento. Las atenciones empezaron brindándose en el horario de Lunes a a viernes de 0800 a 2000 hrs; pero rápidamente nos dimos cuenta que los vecinos necesitaban más de nosotros. Así fuimos extendiendo sus alcances hasta hacerlo un servicio para todo tipo de necesidades en los campos antes mencionados y a tiempo completo (atención ininterrumpida las 24 horas y los 7 días de la semana), para terminar añadiéndole hasta un rubro de atención de emergencias domesticas que incluía servicios como gasfitería, electricidad, cerrajería y servicios generales para casos urgentes.

El esfuerzo de trabajo creció notablemente, pero la situación de emergencia lo justificaba y creo que dimos en el clavo. La dedicación y calidad del equipo de profesionales a cargo de las atenciones motivó que las muestras de agradecimiento de los vecinos del distrito de San Isidro no tardaran en llegar y las consultas a aumentar. Siempre nos preocupamos porque la central no dejara de atender llamadas y no solo eso, nos preocupamos de hacer seguimiento a los casos. La gente se pasaba la voz e Inclusive nos llamaban de otros distritos ¡y hasta de provincias del interior del país!.

Los resultados nos motivaban cada día más y le pusimos muchas ganas, pero debo reconocer que el éxito del proyecto no hubiese sido posible si en el área de Desarrollo Humano no hubiera tenido la suerte de contar con un equipo comprometido con el mismo y con vocación de servicio, además del apoyo recibido por otras áreas de la Municipalidad. Fueron tantos que no podría nombrar a cada uno de ellos sin que el texto se tornara interminable. Vaya mi reconocimiento público para todos ellos.

Muchas veces escucho quejas de la administración pública; que los servicios son pésimos, que la atención es mala, que el servidor público es un “comechado” que no tiene el mas mínimo interés en justificar la paga que recibe con el impuesto de todos nosotros, etc. Muchas veces las quejas tienen fundamento; pero también hay “islas” que nos demuestran que si es posible brindar calidad en el sector público, con gente comprometida en ello; y no por dinero (aunque bien no les caería una mejora remunerativa), sino porque comparten la vocación de servicio de las instituciones públicas que los acogen; porque han comprendido e interiorizado la visión y la misión de las mismas; además de encontrarse motivados a hacerlas realidad. Y eso hay que reconocerlo.

Por eso quienes tienen el honor de ejercer cargos de dirección en el sector público deben apuntar a un cambio en la gestión de sus entidades, para que estas ubiquen al ciudadano en el centro de su trabajo, respondiendo a sus necesidades específicas y velando por servirlo cada vez mejor; pero entendiendo también que esa es una tarea de equipo y que el liderazgo del mismo requiere de la capacidad para convocar y escuchar a cada uno de sus integrantes, recoger y nutrirse de sus experiencias para finalmente integrar a todos y convencerlos de recorrer juntos el camino que los lleve al cumplimiento y realización de la misión y visión antes mencionadas.

El destino quiso que hoy vaya por otros caminos, pero desde donde me encuentre reafirmaré la nobleza de la función pública y la certeza de la existencia de servidores honestos y comprometidos con ella. Sepa usted estimado lector, que el equipo de Desarrollo Humano de la Municipalidad de San Isidro es una muestra de ello.


Escrito por

Zoon Politikón

Por Ricardo Lituma Muñoz. Abogado, idealista (¿o iluso?) creyente de las posibilidades de adecentar la política y el servicio público.


Publicado en